Mampara corredera

Mampara corredera

Mampara corredera de ducha

Para los que no quieren complicaciones cuando sustituyen su antigua cortina de baño por una mampara, para los que cambian su bañera por una mampara de pared a pared, para los que simplemente buscan la máxima sencillez a la hora de decorar el baño, para los que buscan un sistema sencillo y sin complicaciones. Para todos ellos está recomendada la mampara corredera de ducha. El sistema es muy simple: dos rieles arriba y abajo sobre los que se deslizan dos o tres hojas de cristal o policarbonato enmarcadas. Máxima sencillez y máximo confort. Otra de las ventajas de este tipo de  mamparas de ducha  es que su marco  puede ajustarse a casi todos los tamaños deseados. Una solución rápida sencilla de instalar y mantener. Por todas estas circunstancias el sistema de puertas correderas para mamparas de ducha puede que sea el más popular en los hogares españoles. En especial para hogares con niños y sobre todo si los paneles son de materiales plásticos porque estos resisten más las continuas aperturas y cierres así como el “maltrato” que puedan dar los pequeños a la mampara.

Hay un elemento fundamental en las mamparas que suele pasar desapercibido pero que en el sistema de puertas correderas tiene una especial importancia: el tirador de la puerta. En algunos modelos, el tirador forma parte del marco de las hojas que sirven de puerta, esto es, las puertas se abren tirando suavemente de su marco ya que este tiene un saliente que permite la apertura.  En otros modelos el tirador va sujeto a las puertas con tornillos o con sistemas adhesivos extrafuertes, estos últimos a veces no son muy fiables y  suelen necesitar repuestos. La variedad de tiradores de puerta es tan grande como los propios diseños de la mampara: pomos, rectangulares anchos, rectangulares más finos, de formas diseñadas, cuadrados, etcétera.

Selecciona en Thermaconfort la mampara corredera de ducha que mejor se ajuste a tus necesidades y presupuesto.

Mostrando todos los resultados (10)